La educación a través del juego con la Pedagogía Waldorf

La carrera de Pedagogía de la Sede Quito y la Comunidad Nina Pacha organizaron la conferencia “Los fundamentos del desarrollo del niño según la Pedagogía Waldorf”, la cual fue dictada por la maestra alemana Helle Heckmann, asesora, autora de libros y artículos relacionados con la pedagogía Waldorf a nivel preescolar. 

Al evento, realizado en el auditorio Oscar Romero, asistieron más de cien personas, entre estudiantes, docentes y público de distintas instituciones tales como Universidad de las Fuerza Armadas (ESPE), profesores de Crissálydas, Nina Pacha, Unidad Educativa Lev Vygotsky y Pacha Mama, quienes conocieron más sobre la pedagogía Waldorf, sistema educativo alternativo y propone educar a los niños a través del juego.

Esta pedagogía fue creada por el filósofo Rudolf Steiner y sus raíces están en considerar al ser humano como una individualidad integrada por espíritu, alma y cuerpo, cuyas potencialidades se desarrollan en los primeros siete años de vida, porque en ese lapso, se aprende a querer, sentir y pensar desde adentro hacia afuera. Esta pedagogía tiene alrededor de 100 años de vigencia en el mundo.

Heckmann, quien también forma parte de la junta directiva de la Asociación Danesa de Jardines de Niños y Estancias Rudolf Steiner y es editora de la publicación “Pimpegryden”, mencionó tres sentidos en la formación de los niños: sentirse a ellos mismos, sentir la vida y sentir el balance de la vida, lo cual se logra a través del juego, la fantasía y la imaginación. “Los niños deben educarse afuera del aula, correr, subir, caerse una y mil veces, aprender de la vida en su propio espacio mediante el juego”, destacó.

La experta alemana comentó que la fase de inhalación para el niño es otro tema que necesita atención. En esta fase se dirige la atención del niño hacia una actividad relacionada consigo mismos y consiste en dibujar, pintar, tejer, comer, entre otras actividades que deben ser de corta duración, porque los niños pequeños se concentran períodos cortos de tiempo.

Para concluir, Hechmann se refirió al método de enseñanza de la mayoría de los centros educativos en el país y considera que “se tiende a separar a los niños por edades y lo ideal sería integrar a los niños de 1 a 7 años, que estén juntos todo el día, excepto en las comidas o cuando duermen. No queremos ser una institución, sino una familia”.

 

 

 

 

Ver noticia en www.ups.edu.ec

Comments are closed.